MIS RAZONES TENGO

A menudo me preguntan por qué soy socio de La Lira. A muchas personas les resulta incomprensible pertenecer a una sociedad musical si no eres músico o tienes un hijo aprendiendo a serlo.

Tengo mis razones. Por orden cronológico, la primera es el agradecimiento: desde su nacimiento La Lira ha querido colaborar con muchas actividades benéficas y sociales y ha sido uno de los pilares más importantes para conservar las tradiciones de Pozuelo. Y lo ha hecho sin poner condiciones ni pedir nada a cambio.

Hace ya muchos años desde la Congregación de Ntra. Sra. De la Consolación llamamos a la puerta del garaje de la calle Tahona para pedir ayuda. Se necesitaba una banda de música que acompañara la Imagen de nuestra patrona en las procesiones y La Lira ha estado siempre ahí  y cuando hizo falta supo dar un paso atrás con humildad para dejar sitio a otros.

Luego empecé a frecuentar los ensayos y con ello disfruté de la música de una manera a la que el gran público no está acostumbrado. Desde el primer ensayo hasta el día del concierto las obras se construyen poco a poco y en ese proceso – que todavía me parece mágico- descubres infinidad de matices y detalles con los que aprendes a valorar el gran trabajo de nuestros músicos.

Aprender… y enseñar.  Después de doce años como profesor universitario he descubierto más pasión por la enseñanza en La Lira que en la Universidad. Enseñar es una de las labores más nobles que puede desempeñar una persona. En la medida de sus posibilidades La Lira ha sembrado la semilla de la música en muchos jóvenes. En algunos ha prendido con fuerza y hoy son músicos profesionales y – lo más bonito – profesores de música.

En lo personal,  una de las mayores satisfacciones que tengo como socio de La Lira, es saber que uno de esos niños ha llegado a ser músico profesional, profesor de música.

Pero hay una razón que supera a las demás. Estás sentado en un auditorio o en la plaza de un pueblo…o estás de pie por las calles de una ciudad tras el paso de una Cofradía y suena la banda.

Hay obras que se podrían haber hecho mejor y te quedas con las ganas. No unas ganillas cualquiera. Son unas ganas hondas de que suene bien y te vas a casa fastidiado, rumiando  que ha ido mal.

Pero hay otros días, los más, en la banda te pone los pelos de punta. Hay compases en los que los ojos te brillan. Hay momentos que tienes que tragar saliva y una sonrisa se te dibuja en los labios.

En los ratos malos y en los buenos la que suena es mi banda.  Y entonces siento ESE orgullo. Y sabes por qué eres socio de La Lira de Pozuelo.

Juan José Granizo Martínez. Socio y ex-presidente de la Asociciación Músico Cultural “La Lira” de Pozuelo

Anuncios

3 comentarios en “MIS RAZONES TENGO

  1. Poco más se puede añadir del buen hacer de La Lira “en y para” Pozuelo, que lo antedicho por Juan José Granizo.

    Juanjo ha puesto el listón muy alto … de la forma más sencilla: dando EJEMPLO.

    Ya lo decía el sabio: “Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera…Albert Einstein”

    Así es… al ver & oír a La Lira, sentimos ORGULLO de pozueler@s.

    Salu2

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s