Los mejores recuerdos

Los mejores recuerdos

25 años ya de La Lira, cómo pasa el tiempo. He de decir que no soy miembro fundador, pero sí uno de los más viejos de la familia y esto siempre es un orgullo.

Hace unos días, me propusieron escribir unas palabras para el nuevo blog y me hizo mucha ilusión, sobre todo porque somos muchos los miembros de La Lira y no es fácil llegar a todos de golpe y para esto el blog resulta bastante práctico.

Mi experiencia en La Lira ha estado muy ligada a Isabel y Marina, siempre hemos sido un pack indivisible, una cuerda de oboes (un tanto peculiar quizá) que hemos crecido unidos y así seguimos a día de hoy. Esto sin La Lira es probable que no hubiera existido, así que es una de las muchas cosas que le debo agradecer. Aprovecho este momento para decir que estoy seguro de que ellas suscribirían todas las palabras de esta entrada en el blog.

Han sido muchas las vivencias y buenos momentos desde que llegué al garaje, así que como es imposible hablar de todos, comentaré dos o tres de las cosas que para mí hace grande a nuestra Asociación y que siempre recordaré por encima de todo.

Una de ellas es el concepto en sí del proyecto, un lugar en el que todo el mundo es bienvenido. Qué bonito es llegar al ensayo y coincidir con gente de tan distinta condición pero con algo en común, el gusto por la música. Una arquitecta, una bibliotecaria, un camionero, un médico, profes, cajera, músicos profesionales, estudiantes… Todos juntos para hacer una sola cosa tan sincera y verdadera como es la música.

La otra de las cosas que siempre llevaré conmigo es el haber vivido en La Lira unos de los momentos más sobrecogedores de mi vida musical, y fue cuando era pequeño y tenía que tocar un solito, el director me levantaba al acabar la obra y todos los compañeros aplaudían… ¡¡guau!! Qué emoción el sentir el apoyo y cariño de tus compañeros, eran momentos increíbles. Esta sensación era la misma que cuando uno de mis compañeros se levantaba y era yo el que aplaudía. Después los he vuelto a vivir en otras agrupaciones sí, pero como en La Lira… nunca.

A La Lira la hacemos grande todos los músicos, socios y amigos, pero no puedo pasar por alto en estas líneas a dos de las personas más importantes para mí y de las que tanto he aprendido, Miguel Romea y “Juanpe”. Una relación casi paternal me ha unido a ellos en estos años, yo era el preferido de los oboes de Juanpe (aunque él no lo haya dicho nunca y a Isa y Marina les fastidie). Siempre han estado ahí apoyándome desde que era peque y han sido y serán una referencia en cuanto a trabajo, dedicación e ilusión por las cosas y en este caso por La Lira.

Siempre he querido lo mejor para ella porque la quiero como el que más, y, aunque en estos años de convivencia, como en todas las grandes familias surgen pequeñas desavenencias, es normal, simplemente cada uno cree que tiene la mejor fórmula que aportar.

Me gustaría felicitar en este aniversario a todos los que de alguna manera han estado vinculados a la Asociación y desear a La Lira un año lleno de celebraciones. Espero que sigan pasando por ella muchos músicos y puedan sentir y vivir lo mismo que yo. No pude estar en el concierto del día 20 pero bueno, seguro que lo seguimos celebrando durante todo el año.

¡¡Un abrazo!!

Alberto Rico Merino, oboe de la Banda Sinfónica de “La Lira” de Pozuelo y Corno de la Banda Municipal de Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s