Ha vuelto a ocurrir

Ha vuelto a ocurrir. Hacía seis años que no experimentaba esa sensación. Ni siquiera soñaba con ella. Sencillamente, he aprendido a bloquear mi mente. Esa sensación es impensable.

Impensable hasta escuchar unas pocas palabras. Fui a Valencia a escucharlas. A escucharlas tras nuestra banda.

Llegó el “Poema Sanfermico” y cruzamos por la historia de Pozuelo desde las brumas de los romanos hasta nuestros días siguiendo el hilo de Boccherini que magistralmente ha tejido Gregory Fritze.

Tras oír la magnífica interpretación de la banda sabía que podría volver a ocurrir. Pero no quería pensarlo. Esperé.

Tercer premio, segundo premio….y no llegaban esas palabras. Ese momento se hizo eterno y una voz que venía de la altura anunció – por fin – el primer premio. Mi oído se aguzó hasta que identificó el sonido de la “b”….“Banda Sinfónica La Lira de Pozuelo”.

Esas eran las palabras. Lo siguiente fue esa sensación. Seguro que me entienden.

Pero dejando a un lado la intensa vivencia de un socio en el Certamen de Bandas más importante del mundo, tenemos que darnos cuenta del inmenso golpe de autoridad que la banda sinfónica ha dado. En 130 años solo dos veces el mayor premio se ha escapado de Valencia y esas dos veces se ha venido con La Lira de Pozuelo.

Una vez podría haber sido fruto de la casualidad o de la suerte. Dos no.

Solo se puede entender este rotundo éxito si sabemos ver un trabajo programado, metódico y eficiente con claros objetivos. Un trabajo de músicos, profesores, director y directivas que va más allá de los maratonianos ensayos de las últimas semanas y que arranca muchos años atrás cuando se reorienta el modelo educativo de la Asociación y se empieza a construir poco a poco La Lira actual.

Espero que en nuestra Comunidad se empiece a apreciar el valor de este trabajo. Que se entienda la colosal labor educativa y musical que las bandas de música pueden hacer y que se incentive y se premie la calidad por que en esto, no sirve cualquier cosa.

Solo me queda agradecer a nuestros músicos su labor. Inmensa. A Maxi Santos por su dirección. En el verano de 2002 le conocí en Buñol y Paco Sevillá me dijo que podría ser un buen director. Acertó. Gracias a nuestra Junta Directiva por su callada, ingrata e imprescindible labor.

Gracias por hacerme feliz. Por llenar la vida de música, de emoción. Por darme el orgullo de ser “Lirero”.

Juan José Granizo Martínez: Socio y ex-presidente de la Asociación Músico Cultural “La Lira” de Pozuelo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s