EXALTACIÓN DE LA SEMANA SANTA DE MADRID

II Concierto benéfico de la Banda Sinfónica La Lira de Pozuelo Organizado por la Real Congregación de Esclavos de María Santísima de los Siete Dolores en la Catedral de Santa María la Real de la Almudena

Madrid, 10 de febrero de 2018

Pasó San Sebastián y la Epifanía
cruzó su ecuador el invierno
llegó el miércoles de ceniza
ya nos regaló su flor el almendro.

Avanzada está la cuaresma
pero se hace larga la espera
de la primera luna llena
que nos traiga la primavera. (1)

Ya se ven en los carteleslas
estampas de la pasión,
Vírgenes vestidas de hebreas
viernes de encendida devoción.

Por los quinarios y los triduos
Madrid se hace oración,
ya se oye el murmullo
que anuncia tanto pregón

Se igualaron las cuadrillas
Madrid bulle de ensayos,
los priostes sueñan pasos
y altares en sus capillas.

La luz cálida de los cirios
el aire cargado de incienso
blancos claves, morados lirios
nos llevarán a vivir otro tiempo

Madrid se hará nazareno,
aguador, esclavo,
congregante, costalero,
penitente, acólito o hermano

De blanco, de negro o de morado
ceñiremos la túnica con el esparto,
buscarán los ojos la cruz de guía
cada uno, la de su amada cofradía

Llegará el Viernes de Dolores
y en los barrios de nuestras afueras
se apuntarán los resplandores
que anuncian la Estrella primera. (2)

Madrid estallará ese domingo
y renacerá como una ciudad nueva,
el domingo de los ramos y las palmas,
el día que, por fin, concluye la espera

El día en que Madrid se hará eterna
cuando esas callejuelas estrechas
se llenen de majestad y hermosura,
¡ el día en que desatemos esta bendita locura!

Al caer la tarde saldrá de la Catedral
el Cristo del Amor en una borriquita
y cuando suene la marcha Real
volverá a ser Madrid, la Jerusalén celestial

En San Miguel un sobrio muñidor
anunciará al Cristo de la Fe y el Perdón.
Un palio de crestería, será el templo mejor
de María Inmaculada, madre del Salvador. (3)

Miércoles santo, el día de mis gitanos:
Cristo moreno de la Salud,
siempre con una cruz en tus manos,
te guarda la zaga una mujer de virtud,
Virgen de las Angustias de piel canela
no verás en Madrid, más bonita perla. (4)

Desde San Andrés se levantará
un Hombre camino del calvario:
el Señor de las Tres caídas,
¡ bienvenido sea a su barrio!
y bienvenida esta cofradía,
la nueva cuenta de nuestro rosario. (5)

El jueves Santo la ciudad se vestirá de gala,
lucirán los monumentos
desde los oficios hasta la madrugada

Señor de Cascorro, de la Cava y del Nuncio.
El campanario de San Pedro se inclinará
ante la majestad del señor del arrabal, (6)
ante Jesús el Pobre, no podía haber otro igual

El palio del Dulce Nombre en su Soledad
es el que tiene un ángel de capataz
que cruza bajo el dintel sin rozar
ni las bambalinas ni un solo varal. (7)

Verás en San Isidro, patrón de los labriegos,
capirotes largos y nazarenos de negro,
son los del Gran Poder, envueltos en su silencio.
Y Verás un palio que guarda un misterio:

el de la Virgen de la Esperanza.
¡Ten cuidado si la miras a la cara!
que la Macarena te robará el alma
y ya nunca más podrás olvidarla

Señor de los Calasancios, Divino Cautivo,
a tu hermanad valiente, tanto la admiro
por esos dos días por los caminos
dando testimonio de la fe de Cristo. (8)

Y llegará el viernes más santo,
el de las cinco cofradías con un glorioso pasado.

El campanario de Santa Cruz,
la más alta atalaya de un Madrid legendario,
custodia dos tesoros que desfilan bajo su amparo. (9)

El Santo Entierro, con su Cristo de la Vida eterna
y la Virgen de los Siete Dolores, siempre con pena,
siempre de luto, tan sobria y austera,
raíces de la Castilla más verdadera. (10)

Desde la puerta del Palacio
brillan las picas de los soldados,
se escuchan pífanos y tambores
por que llega un Cristo con cadencioso paso

Cristo de la Fe y los Alabarderos
roja faldilla de terciopelo
memoria viva de esos Cristos viejos
que pasaron por ese alcázar de mi recuerdo. (11)

Hermandad del Silencio
Cuanto Madrid te debe por tu coraje y tesón,

con orgullo sacas en Atocha
a nuestro padre Jesús del Perdón. (12)

El viernes es el día de un nazareno
que llena las calles de un inmenso respeto,
el que inunda de fieles desde Alcalá a Recoletos:
Jesús de Medinaceli, bandera de los madrileños

Al llegar a las Calatravas
el Señor de Madrid cruzará su mirada
con la virgen de la Soledad y Desamparo,
que en silencio, a su puerta le aguarda. (13)

Y el sábado santo, con las iglesias aún cerradas
Ella recorrerá nuestras calles, todavía solitarias.

Te llevarás los últimos suspiros
y serán tuyas las últimas lágrimas.
Madrid esperará la Santa Vigilia
cuando regreses a tu morada.

Celebraremos la pascua florida,
el amor que todo lo vence,
su resurrección a la vida
la victoria sobre la muerte.

Y volveremos a añorar esas madrugadas
cuando veamos el escenario vacío
de una ciudad que fue Jerusalén
aunque solo lo fuera por una semana

Juan José Granizo Martínez
Pozuelo de Alarcón, 9 de febrero de 2018
Notas, 11 de febrero de 2018

Notas:

(1). Como es sabido, la Semana Santa viene marcada por la primera luna llena de la primavera.

(2). En alusión a la Virgen de la Estrella, primera de las que procesionan en la ciudad de Madrid, abriendo nuestra Semana Santa, el Viernes de Dolores desde el Ensanche de Vallecas.

(3). La hermandad de los Estudiantes abre su cortejo con un muñidor, que con su toque de campana anuncia el paso de la cofradía. Por otra parte, el palio de María Inmaculada, Madre de la Iglesia, obedece al antiguo canon de palios de crestería. Algo único en nuestra Semana Santa.

(4). He empleado deliberadamente la terminología de los propios Gitanos en referencia a su etnia: las manos morenas, la piel canela….La alusión a la perla es muy sevillana, donde se dice: “Virgen de las Angustias, la perla de San Román”, sede canónica de los Gitanos de Sevilla durante muchísimos años.

La Lira de Pozuelo acompaña el palio de la Señora desde hace años.

(5). La Hermandad Sacramental Tres Caídas y Esperanza de Madrid procesionará por primera vez, si Dios quiere, este año 2018 desde la Parroquia de San Andrés. No podía faltar un saludo a esta nueva cofradía, la nueva cuenta del rosario de cofradías de la ciudad.

(6). La parroquia de San Pedro “el Viejo”, la más importante del arrabal medieval de la ciudad, construida fuera de las murallas, exhibe una soberbia torre mudéjar que está ligeramente desplomada.

(7). Una de las estampas más lucidas de nuestra Semana Santa es la salida del palio del Dulce Nombre de Maria en su Soledad por la puerta de su iglesia, un prodigio de precisión y destreza que se recibe en la plaza con la Marcha Real interpretada por la Lira de Pozuelo.

(8). En referencia a los dos días que procesiona la portentosa talla de Mariano Benlliure por las calles de Madrid, primero en el casco histórico y luego en su barrio, en Salamanca, siendo la única de las cofradías madrileñas que es capaz de salir dos dñias consecutivos en dos puntos diferentes de la ciudad. Toda una proeza.

(9). La histórica parroquia de Santa Cruz disponía de un altísimo campanario que era considerado como el punto más alto de la ciudad. Tras su incendio, la nueva torre recuperó su altura original. Tradicionalmente, Santa Cruz ha sido considerada la atalaya de Madrid.

(10). Para el autor, no me cansaré de repetirlo, esta Congregación y su Sagrada Titular, son uno de los orgullos de la Semana Santa de la Villa y Corte. La auténtica raíz castellana en nuestra ciudad, de una sobriedad sobrecogedora. Durante varios años, la imagen fue acompañada por un grupo de capilla de la Lira de Pozuelo y en esas procesiones aprendí a querer y respetar a esta histórica cofradía.

(11). En esta estrofa hago referencia a la faldilla del Cristo, ejemplo de una antigua escenografía, muy castellana, que se ha ido perdiendo en muchos lugares.

Pero sobre todo, a las antiguas procesiones de Corte, completamente olvidadas, que pasaban bajo los balcones del antiguo Alcázar de los Austrias durante la Semana Santa y que por su riqueza y adorno, hicieron nuestra Semana Mayor, uno de las más importantes de España en su día.

Hoy, el Cristo de los Alabarderos, nos devuelve esos dos recuerdos.

(12). Desde su fundación en 1940 esta hermandad ha hecho un gran esfuerzo por recuperar la Semana Santa de nuestra ciudad, seriamente afectada por la Guerra Civil. Esfuerzo que reconozco en esta líneas, como homenaje a ella.

(13). La procesión de Jesús de Medinaceli pasa por la puerta de la Iglesia de las Calatravas, en plena calle de Alcalá, donde tiene actualmente su sede la Virgen de la Soledad y Desamparo. Allí se produce el emotivo encuentro de las dos imágenes.

La imagen de la Soledad saldrá al día siguiente de procesión, cerrando la Semana Santa de Madrid.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s